16 de octubre de 2016



danilo-dlkSAN JOSÉ DE OCOA, República Dominicana.- El presidente y ex presidente de la República, Danilo Medina y Hipólito Mejía, participan este sábado en la presentación de Industrias Banilejas de la producción de semillas de variedades de café resistentes a la roya con la  que se propone la renovación de la producción nacional del grano.
La producción de 2500 quintales de semillas de diferentes variedades, entre las que destacan  Obatá, Tupí, Costa Rica 95, Lempira desarrolladas originalmente en Brasil, Costa Rica y Honduras  le da al país la oportunidad de repoblar todas las zonas cafetaleras diezmadas por la roya, los fenómenos  naturales y otras causales que han destruido la caficultura nacional.
Las nuevas variedades fueron presentadas en un acto liderado por el presidente de la República Danilo Medina y el señor Rafael Perelló presidente de INDUBAN y al que asistieron las principales autoridades del sector agropecuario, tales como el ex presidente Hipólito Mejía, y los líderes de caficultura nacional.
La adaptación de las  nuevas variedades ya fue probada en las áreas de agricultura experimental de la empresa con un rendimiento excepcional. Han sido estas variedades las que han permitido a los países de la región  recuperar su liderazgo y su espacio en el mercado mundial del café.
En el último año cientos de caficultores han recibido semillas y plantas de estas variedades como parte de los programas de atención a los productores que desarrolla la empresa.
Con una perspectiva de largo plazo, INDUSTRIAS BANILEJAS ha desarrollado tecnologías propias y adquirido lo mejor de la región y el mundo para garantizar la permanencia del café como factor fundamental de la economía agrícola de la República Dominicana.
La adquisición y adaptación de semillas resistentes a las enfermedades, el desarrollo de jardines varietales, sistemas de reproducción por clones y las dos explotaciones cafetaleras más importantes del caribe son parte esencial de un proyecto que va desde la semilla hasta la taza.
Las  variedades presentadas en un día de campo en la finca experimental de la empresa en Rancho Arriba, San José de Ocoa, se adaptan a distintas calidades de suelo, agua, iluminación y fertilización. Esto le da al productor la posibilidad de escoger la que mejor se adapte a las condiciones de su región e incluso a las posibilidades de financiación.
La producción de café de la República Dominicana, que en la década del 70 llegó a superar el millón de quintales para exportación, ha decrecido en las últimas dos décadas convirtiendo al país de exportador en importador con su respectivo costo económico y social.
Los técnicos de INDUBAN recalcaron el segundo gran aporte del café que es el activo ambiental de mantener cubiertas las cuencas altas de los principales ríos del país.

0 comentarios: